lunes, 16 de diciembre de 2013

Flashbacks

¿Por qué tiene que pasarme esto a mí? ¡Por qué!

Recordé entonces que esta frase no era mía, sino de mi hermana gemela. Siendo una niña se cayó de la bicicleta haciéndose una brecha en un ojo. Mi madre la consolaba con sus besos y le limpiaba la herida con agua y jabón. Ella lloraba: "¡Todo me pasa a mí!". Mi padre, en momentos así, se mantenía alejado y exclamaba: "¡No las malcríes tanto, mujer! ¿Quieres que sean unas blandengues como tú?".

Si mi
 hermana hubiera podido verme en aquella situación, temblarían los cimientos de su lógica infantil... ¡Pobre hermana! ¡Cuánto la echo de menos!